Mejorar la orientación a mujeres víctimas

campaña-sobre-la-violencia-contra-la-mu

¿Cómo podríamos fortalecer las herramientas tecnológicas de la línea 155 - línea de orientación a mujeres víctimas de violencia que opera a nivel nacional.

El número de llamadas a las línea 155 se duplicó en Colombia como consecuencia de las medidas para contener la crisis de salud pública provocada por el COVID-19. De acuerdo con los datos del Observatorio Colombiano de las Mujeres de la Consejería Presidencial para la Equidad de Género, entre el 25 de marzo y el 10 de diciembre de este año, se reportó un incremento general del 92% en las llamadas: de 14.055 llamadas en 2019 se aumentó a 27.013 llamadas en 2020. De estas últimas, 20.379 corresponden a hechos de violencia intrafamiliar, que contrastan con las 9.872 registradas en el mismo periodo del año anterior; un aumento del 106%.

 

De acuerdo con la organización Casa de la Mujer, la Línea 155 podría estar desbordada debido al alto nivel de recepción de llamadas (103 por día en promedio, y con una duración de 2.5 minutos por llamada). Según cifras del operador de la línea 155, el 37.36% de las llamadas son abandonadas. Así mismo, no se dispone de las herramientas tecnológicas necesarias para orientar a las víctimas en el acceso a la justicia, y servicios de apoyo psicosocial y de salud mental. Ni para realizar el seguimiento a los casos de las víctimas una vez han sido atendidas.

 

De otro lado, aún con el incremento tan importante de llamadas a la Línea 155, no todas las mujeres buscan ayuda . Según cifras de Naciones Unidas, menos del 40% de las mujeres que experimentan violencia buscan algún tipo de ayuda. En la mayoría de los países para los que existen datos disponibles sobre esta cuestión se constata que muy pocas recurren a instituciones formales, como líneas de asistencia, la policía o los servicios de salud. Menos del 10 por ciento de quienes buscan ayuda acuden a la policía.

Desafíos

 

Reducir las barreras que impiden que las mujeres víctimas de violencia busquen orientación en la línea 155. Para ello buscamos:

 

  • Mecanismos innovadores de autodiagnóstico que permitan reconocer el hecho de ser víctima de violencia.

  • Herramientas tecnológicas que ayuden a reportar la violencia a canales oficiales de manera confiable y segura, que apoyen a la línea 155.

  • Proponer herramientas tecnológicas que ayuden a modificar las restricciones por las que las mujeres no reportan la violencia.

Prestar una atención efectiva a las mujeres víctimas de violencia a través de la línea 155, desarrollando herramientas tecnológicas que favorezcan:

 

  • El conocimiento y la confianza social en torno a la línea de orientación de la línea 155, como punto de entrada a las rutas de prevención y atención de violencias.

  • La Integración con la oferta institucional local asociada a los hechos de violencias en contra de las mujeres.

  • La articulación entre un mayor detalle de caracterización de las llamadas (ubicación, edad, nacionalidad, etnia, etc.) y la cualificación de la priorización y pertinencia de las orientaciones brindadas por la línea.

  • El aprovechamiento de instrumentos de valoración del riesgo en la promoción y comunicación efectiva con la línea 155.

  • El seguimiento de la atención a las mujeres que se comunican con la línea.

  • La generación de una red de apoyo y acompañamiento en torno a quienes se comunican a la línea 155.

¡Haz parte del cambio!

aplicación móvil Ux

Toolkit de diseño centrado en las personas

UX

Espacio de colaboración virtual

Diseñador UX alambre

La plantillas de nuestro proceso de innovación

Gráficas

Un herramienta de prototipado rápido digital